Nómadas digitales (Teletrabajadores de carácter internacional)

Nómadas digitales (Teletrabajadores de carácter internacional)

Como sucede en muchos países del mundo, España también ha regulado los visados para los llamados nómadas digitales. Esto lleva a que personas de muchos países del mundo puedan mudarse a España si teletrabajan, siempre que cumplan ciertos requisitos que se han fijado.

Pueden solicitar una residencia por teletrabajo de carácter internacional aquellos extranjeros no UE para ejercer una actividad laboral o profesional a distancia para empresas radicadas fuera del territorio nacional, mediante el uso exclusivo de medios y sistemas informáticos, telemáticos y de telecomunicación.

En el caso de ejercicio de una actividad laboral, el titular de la autorización por teletrabajo de carácter internacional solo podrá trabajar para empresas radicadas fuera del territorio nacional.

En el supuesto de ejercicio de una actividad profesional, se permitirá al titular de la autorización por teletrabajo de carácter internacional trabajar para una empresa ubicada en España, siempre y cuando el porcentaje de dicho trabajo no sea superior al 20% del total de su actividad profesional.

La gran ventaja de residir en España con un visado de nómada digital es su situación fiscal especial. Pues, sólo tributan al 24% por sus rendimientos del trabajo (hasta unos rendimientos máximos de 600.000€, ya que por encima se va a la escala general con el tipo del 47%), dejando fuera de tributación cualquiera otros ingresos generados fuera de España como pueden ser dividendos, ganancias patrimoniales, ingresos de arrendamientos, etc. También están exentos de tributar en el Impuesto del Patrimonio por cualquier bien fuera de España.

Los requisitos para poder acogerse a este régimen tan ventajoso son:

-Acreditación de ser graduados o postgraduados de universidades de reconocido prestigio, formación profesional y escuelas de negocios de reconocido prestigio o bien con una experiencia profesional mínima de tres años.

-Existencia de actividad real y continuada por parte de la empresa con la que contrate el solicitante.

-Documentación acreditativa de que la relación laboral o profesional se puede realizar en remoto.

-Acreditación de que la relación laboral o profesional entre solicitante y trabajador existe desde al menos tres meses, así como documentos que acrediten los términos y condiciones de la actividad a distancia.

-Contratar un seguro médico privado con total cobertura en el territorio español o darse de alta en el régimen de autónomos.

-No haber sido residente fiscal en los últimos 5 años

Teniendo en cuenta el auge del teletrabajo este régimen puede ser muy atractivo para atraer talento profesional a España. En caso de ser ciudadano de un país no Comunitario, y tener la opción de tele trabajar, puede merecer la pena instalarse en España con todas las ventajas que ofrece especialmente la Costa del Sol.

Ir arriba